domingo, 25 de noviembre de 2012

Baklava de frutos secos



Whole Kitchen en su Propuesta Dulce para el mes de noviembre nos invita a preparar un clásico persa "Baklava".


En las mil y una noches, el sultán Shahriar cada noche mandaba matar a la mujer con la que pasaba la noche.

Hasta que llegó Scheherezade y le pidió que le dejara despedirse de su querida hermana.


Así que Scheherezade, volvió. Esa noche le contó un cuento cuya trama no terminó...


... volvió a la siguiente noche, e hizo lo mismo.


De esa manera el sultán quedaba ansioso de saber cómo iba a terminar Scheherezade logró librarse de la muerte, llegando a contarle mil y un cuentos.


Esa es la versión sobre esa compilación de cuentos persas, ¡¡¡pero yo creo que Scheherezade, le dio a Shahriar un baklava durante mil y una noches y lo enamoró locamente!!!

Baklava de frutos secos:

Ingredientes:

pasta filo, la cantidad dependerá del tamaño del molde y de la capas
300 gr. de mantequilla

para el almíbar:
150 gr. de azúcar
1 cucharada de azúcar avainillado
250 ml. de agua
1 clavo
5 cucharadas de agua de azahar
1 cucharada de canela molida
zumo de 1 limón
piel de 1 limón
150 ml. de miel

para el relleno:
1 cucharada de caneo molida
400 gr. de frutos secos picados, yo he puesto: nueces, pistachos, almendras y piñones.
3 cucharadas de azúcar

Preparación:

1- Precalentar el horno a 180ºC, calor arriba y abajo.
2- Picar los frutos secos y añadir el azúcar y la canela. Reservar
3- Derretir la mantequilla.
4- Preparar las hojas de la pasta filo entre paños húmedos para que no se sequen.
5- Untar el molde con mantequilla, poner una hoja de filo del tamaño del molde, untar esta hoja con mantequilla y así hasta las capas que queráis, yo puse 8.
6- Verter la mitad de los frutos secos (esa hoja no se unta con mantequilla), poner dos hojas más, y verter la otra mitad de los frutos secos.
7- Poner más hojas, poniendo entre capa y capa un poco de mantequilla.
8- Marcar los cortes con un cuchillo muy afilado, no hace falta que el corte llegue hasta el final, con que llegue hasta las capas de frutos secos es suficiente.
9- Hornear durante 30 minutos.
10- Mientras esta en el horno hacer el almíbar. Una vez que hierva, dejad a fuego lento 5 minutos. Colar y reservar.
11- Fuera del horno, verter el almíbar sobre la superficie del baklava, decorar con piñones y dejar enfriar por completo.

Este dulce está más bueno de un día para otro, ¡dos o tres días después sigue riquísimo!



8 comentarios:

  1. Desde luego que si el Baklava que tomo Shahrir tenia la pinta que tiene el tuyo.... como para no caer rendido a los pies de Scheherezade. Muy buena tu versión del cuento y del pastel, ja,ja,ja

    ResponderEliminar
  2. Hola!!

    Que original el cuento y sobre todo... que trabajo de investigación el tuyo, que mira que he buscado en páginas y páginas el origen del baklava y siempre mencianaban lo mismo!!

    Se mira muy rico y jugosito!!! Me encanta, seguro que no pronto no ha quedado ni una miga.

    Un besito

    ResponderEliminar
  3. Estupenda tu entrada, la historia, las fotos y, por supuesto el baklava.
    Besos,
    Pilar

    ResponderEliminar
  4. Hola!! Mi aportacion es parecida a la tuya, el agua de azahar le da un sabor especial verdad?? Me ha encantado la receta! Besoss

    ResponderEliminar
  5. Me encanta "Las mil y una noches", aunque hace años que no lo leo. Estoy de acuerdo contigo, Sherezade le dio un baklava al sultán.

    Bss

    Elena

    ResponderEliminar
  6. Me parece una historia muy convincente, con lo ricos que están estos pastelitos...
    Te han quedado, genial.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  7. madre mia, que divinas te salieron! bonita composicion y la historia tambien! besos!!!!

    ResponderEliminar
  8. Menudo resultado y la presentación estupenda, que rico!!!!.
    Besos.

    ResponderEliminar

Por favor, dejádme vuestros comentarios, los leo todos y me hacen muchísima ilusión. ¡¡¡Gracias!!!