miércoles, 25 de enero de 2012

Nos tomamos un café en París... con un pithivier relleno de frangipane

Whole Kitchen en su propuesta dulce para el mes de enero nos invita a preparar un clásico de la comida francesa: Pithiviers.





Como Whole Kitchen nos ha dado la oportunidad de viajar a Francia, he decidido que os voy a llevar a París...


Primero iremos al Centro Pompidou, el museo nacional de arte moderno, que junto con el Tate Modern de Londres y el MoMa de NY, tiene una de las colecciones más completas de arte moderno y contemporáneo.


En otra ocasión, y mejor aún en un blog de arte, podríamos discutir sobre las colecciones de estos museos, pero ese privilegio se lo dejaré a mi hermano José Luis, ya que él es el experto en arte y no yo.




Después de disfrutar de Matisse, Picasso, Delaunay, Miró o Kandinsky, nos vamos paseando por Vie de Rivoli, atravesamos el Jardin des Tuileries, para llegar a la Avenue Champs Élysées, aquí intentaremos mirar sólo de reojo a Vuitton y a Dior, pero entramos fijo en el número 75... Ladurée.

Tomamos unos macarons y subimos a lo alto del Arco del Triunfo, construido tras la batalla de Austerlitz por mandato del mismísimo Napoleón.


Tomaos el tiempo que necesites para disfrutar de las vistas de París... No hay prisa... Disfrutad del momento...



De vuelta al hotel, haremos dos paradas más. La primera: La Torre Eiffel.



Estoy segura de que los que la habéis visitado entendéis perfectamente por qué es uno de los monumentos más visitados del mundo. 
A mi me ha impresionado muchísimo las veces que la he visto, porque aunque en mi cabeza la imagino grande, cuando estás ahí abajo, la ves mil veces más enorme de lo que imaginabas...

Os digo lo mismo de antes, subid, merece la pena y disfrutad de las vistas... es París!

Y, como estamos soñando...  quedamos en el Restaurante Julio Verne para comer, situado en la segunda planta de la torre Eiffel, ¿os viene bien?

Tras degustar el arte gastronómico de Alain Ducasse, único poseedor de 15 estrellas Michelin, la siguiente parada será la Catedral de Notre Dame.




Otro de los emblemas de París, es de estilo gótico, se construyó entre 1163 y 1345.
Dentro reviviremos junto a Quasimodo y a Esmeralda, la novela de Víctor Hugo, Nuestra Señora de París


Receta de Pithivier y Frangipane



Hojaldre
Como sigo sin rodillo regulable...
Ingredientes:


2 paquetes de 500 gr. de hojaldre congelado. (Usé 750 gr.)
1 huevo batido.


Preparación:


1- Descongelar la masa.
2- Cortar 4 círculos con un cuchillo muy afilado. Yo los hice de 15 cm. de diámetro.
3- Apoyar 2 sobre el papel de horno y rellenarlos de frangipane, dejando 1 cm. de margen por todos los lados. Pincelar los márgenes con huevo.
3- Con lo que será la tapa, hacer con el cuchillo un dibujo en forma de flor, para que en el horno respire y no se nos abra.
4- Colocarlo encima del otro y presionar los laterales para sellarlo.


Frangipane
Ingredientes:


100 gr. de azúcar.
100 gr. de almendra molida.
100 gr. de mantequilla.
2 huevos.
1 chorrito de licor de manzana.
2 cucharaditas de cacao en polvo sin azúcar, para la mitad del frangipane.
azúcar glass para espolvorear.


Preparación:


1- Batir la mantequilla junto con el azúcar hasta que esté cremoso.
2- Añadir los huevos uno a uno.
3- Incorporar la almendra molida y el licor.
4- Dividir en dos la mezcla y, en una de esas mitades añadir cacao y mezclar bien.
5- Mientras se precalienta a 200º el horno, meted el Pithivier en la nevera.
6- Lo sacáis del horno y pincelad la superficie con huevo.
7- Bajar la temperatura a 180º y hornear 18-20 minutos.

¡Espero que os haya gustado la visita rápida de París!

Baisers!!

Belén

8 comentarios:

  1. Me ha encantado tu entrada con tanta informacion francesa -parecia que estaba alli! Besos y suerte con el blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por tu comentario.

      Eres la primera!!! Me ha hecho mucha ilusión, de verdad!!!

      Gracias, gracias, gracias!!!

      Eliminar
  2. Me encanta mucho, mucho, mucho París. Y lo mismo digo de tus pithiviers, te quedaron muy ricos. Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Yo me tomo el café contigo, con estos pithiviers tan ricos que has hecho no hay quien se resista.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Me apunto a tu viaje!!! y a probar tus pithiviers, tambien.
    Besines

    ResponderEliminar
  5. Como ves te he obedecido, he visitado tu blog, me gustan mucho tus pithiviers y a mi también me encantaría ir a París. Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Me encanta este blog!! Para una medio inútil en la cocina como yo es todo un reto!! Estoy dispuesta a probar la receta de los macarrones con vodka y llevarla un día para almorzar al Archivo! Es genial ser la jefa, todos lo probarán y me dirán que está estupendo para hacerme la pelota... Jejeje... Estoy dispuesta incluso a envenenar al Jefe, que desde su lecho del dolor me insultará horriblemente y me prohibirá entrar en la cocina... pero no le haré caso!!! e intentaré nuevamente hacer galletas americanas de ésas!! A partir de ahora ya tienes una nueva fan!! Besitos.

    ResponderEliminar
  7. Una cucada de blog, me han encantado las explicaciones, y tus pithiviers tienen una pinta deliciosa :)

    ResponderEliminar

Por favor, dejádme vuestros comentarios, los leo todos y me hacen muchísima ilusión. ¡¡¡Gracias!!!